A nuestra edad, ya hemos aprendido o tenemos que aprender a ser un poco egoístas. Nos hemos dedicado en cuerpo y alma al trabajo, a la familia, la casa y hemos relegado nuestros intereses, siempre había algo más importante, alguien que requería nuestra atención.
Me he dado cuenta que para seguir dando todo de mí, tengo que ser feliz yo. Tener tiempo para mi, incluso perderlo, me relaja. Tengo todo el tiempo del mundo, de hecho yo me acabaré, pero el tiempo no. Por educación, por costumbre o por perfeccionismo, somos incapaces de relajarnos hasta que todo esté perfectamente limpio o recogido. Ya he aprendido a tirarme en el sofá, con un libro, sin preocuparme de las marcas de los dedos en la tele o el polvo sobre la mesa. Mi casa está limpia, pero no me agobia la limpieza como antes, no vale la pena.
Se acerca el buen tiempo, nada más sano y más barato que dar paseos, si caminas rápido baja el colesterol y te ayuda a perder peso.
Yo soy muy afortunada por vivir cerca del mar, me gusta caminar temprano, con mi perrita; Antes me daba pereza, siempre buscaba una excusa, ahora si no puedo por la mañana, camino por la tarde. A veces me coloco unas pesas en los tobillos, para coger fuerza en las piernas. Las mías las he comprado en Decatlón, son muy baratas.
Tomate tu tiempo, dedícate a ti, deja atrás lo que no te guste si no puedes cambiarlo y sobretodo SE FELIZ. Te lo mereces.

Anuncios

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s