http://www2.hm.com/es_es/life/fashion/featured-fashion/the-perfect-wardrobe.html

Anuncios

Crisis y Revolución Tecnológica

Crisis, Revolución Tecnológica y Revolución Industrial

Soy una fan del físico Michio Kaku, veo videos suyos en Youtube y leo sus libros. Hay dos que me fascinan, La física de lo Imposible y La Física del Futuro, leyendo este último me maravilla lo rápido que avanza la ciencia; La nanociencia, la biotecnología, la ingeniería genética, la neurociencia, los avances tecnológicos están generando unas condiciones para que la vida, la humanidad cambie de una forma sin precedentes y que cuesta imaginar. Tal vez, la pastilla que se toma el protagonista de “Sin Límites”, esté en las farmacias algún día. La globalización permite que todo el conocimiento y avances llegué a todo el mundo a la vez.
Toda esta revolución ha coincidido en el tiempo con una gran crisis y esto me lleva a pensar en la revolución Industrial del siglo XVIII.
A partir de la Revolución Industrial, aparece el proletariado y con el tiempo y hasta el siglo pasado, estuvieron luchando para conseguir unos derechos y condiciones laborales que en un principio no tenían. Nuestros padres, nuestros abuelos e incluso nosotros mismos, luchamos y trabajamos por tener una vida mejor; Igualdad de oportunidades para todos, acceso a la enseñanza y Sanidad Pública. Ahora, con los recortes y con la escasez y precariedad en los empleos se agranda la brecha entre ricos y pobres. Y estos,
que apenas llegan a fin de mes, no podrán acceder a los avances tecnológicos (casas domóticas, gafas Google…etc.)y posiblemente tampoco podrán acceder a los nuevos tratamientos que permitan que vivas más años y con mejor salud.
Espero y deseo que Globalización signifique que todo el mundo pueda beneficiarse de las ventajas que esta magnífica revolución traiga consigo, o viviremos una revolución industrial a la inversa.

Rossejat de fideos, otra manera de hacer fideúa

  • Ingredientes: Fideos, 4 dientes de ajo, aceite de oliva,1 tomate grande,marisco(gambas,almejas, mejillones) un calamar optativo, una pizca de pimentón y fumet de pescado.
  • Preparación: Se calienta aceite en una paellera y se doran los fideos.Se sacan y se reservan, en el mismo aceite se doran 3 dientes de ajo muy picaditos – si utilizas calamar, es el momento de freirlo-y se le añade el tomate rallado. Una vez pochado, se le añaden los fideos , la pizca de pimentón y el fumet y se deja hervir,el tiempo que marque el fabricante para los fideos ( unos 10 minutos,aprox). Dos minutos antes de retirarlo del fuego, se añade el marisco.
  • Se sirve acompañada de alioliCYMERA_20140911_155304

Divorcio

No todos son así, pero hay tantos…

Cuando una pareja decide poner fin a su proyecto de vida en común, todos pierden y una de las que más pierde es la mujer. El modo de enfrentarse y afrontar el post-divorcio es lo que hará que la nueva situación no sea tan traumática y dolorosa.
Conozco casos de todo tipo, incluso casos en que los niños estaban súper felices (los menos) pues tenían más atención por parte de ambos progenitores.
Por desgracia, la mayor parte de los divorcios no son así, los que conozco tienen una dinámica similar: marido que quiere descubrir nuevos horizontes, doble vida y esposa que intenta reconquistar al marido. Tras un tiempo luchando sin conseguirlo, se plantea la ruptura por parte de la esposa que ya no soporta más mentiras ni excusas. A los hombres les cuesta pedir el divorcio, están muy cómodos con la situación. Tienen un hogar, mantienen sus derechos familiares a pesar de no cumplir con todas las obligaciones y no se altera la economía.
Después viene la guerra en los tribunales, guerra que generalmente y en estos casos continúa años después. No perdonan que los “saquen de sus casas”, y la esposa dolida, se convierte en la más mala de todas las brujas, tiene que hacer frente al dolor por romper la familia, a quedarse sin su amor, a una situación económica nueva y a olvidarse de sí misma.
Tanto si es ama de casa como si trabaja fuera, la custodia supone para las madres, un freno en su carrera profesional y una sobrecarga. Si durante el matrimonio llevaban toda la carga familiar, ahora la llevan doble. Se tienen que ocupar absolutamente de todo lo concerniente a los niños, clases, médico, cumpleaños y múltiples actividades que tengan y con cautela no vayan a tomar una decisión que al padre ausente le moleste y le ponga una demanda. Tal vez, este tipo de hombres, creen que sus ex esposas no están capacitadas para educar a los hijos y prefieren dejarlo todo en manos de la justicia, entorpeciendo y enrareciendo más la maltrecha situación. Generalmente se mantienen al margen de la vida de sus hijos y los ven única y exclusivamente por mandato judicial.Con su deseo de venganza, perjudican a los hijos y muchas veces acusan a las madres de manipulación.