¿SABEMOS COMER?

Mis padres odian el pan de centeno, cuando eran pequeños y escaseaba el trigo, a veces el pan se fabricaba con centeno y no  les gustaba, hoy el pan de centeno pasa por ser más sano que el de trigo. En su casa siempre se ha bebido una copa de vino con las comidas, a pesar de que hubo un tiempo en que no lo aconsejaban; hoy hacen pastillas antienvejecimiento y beneficiosas para el corazón, aprovechando las propiedades de los taninos presentes en las uvas negras.

Podría seguir enumerando una gran cantidad de alimentos que durante una época fueron denostados y ahora son encumbrados como la salvación, por suerte nunca hemos dejado de consumir, como las sardinas y el jurel.

La investigación en nutrición avanza, las modas cambian  y ya no sabes si beber 2 tés verdes y uno rojo, más un café o al revés. Si tuviera que tomar todo lo que dicen que es bueno par mí, estaría todo el día comiendo y bebiendo.

Recibimos al día tal cantidad de información  contradictoria sobre dietas y nutrición que te puedes volver loca intentando seguir las pautas que te dan para mantenerte joven, sana y delgada. Por otro lado, proliferan los alimentos manufacturados con propiedades añadidas o quitadas: las isoflavonas, fitoesteroles, lo que sea parcialmente hidrogenado, los diglicéridos…etc.  Todos prometen unos beneficios estupendos para la salud. Realmente necesitas un master para ir al supermercado, leer las etiquetas y comprar lo adecuado. Solo en la sección de leches, te puedes perder,  de avena, de soja, de arroz, frutos secos, desnatada, entera, con calcio, con vitaminas, omega-3, algo tan simple como la leche ¿puede sufrir tanta alteración? ¿Y que es eso de margarina con sabor a mantequilla y baja en grasas con Omega-3 que reduce el colesterol? ¿Realmente el mercado pedía estos alimentos o es la industria que ha visto un filón en el deseo que tenemos de comer productos naturales?2015-02-11 19.39.36

Por un lado, las empresas alimenticias nos bombardean con las bondades de sus productos, por otro los nutricionistas con las pautas a seguir para mantenernos sanos, en medio, los pobres consumidores que vemos como a la vez que te ofrecen un cereal nuevo para  nosotros como la  quínoa, del que cuentan maravillas, te llenan más estantes y neveras con productos procesados, quién sabe de que están hechos.

Consumir productos totalmente ecológicos  no está al alcance de cualquiera, son más caros y no se encuentran tan fácilmente. Intenté poner un mini huerto en mi jardín y las plagas que les afectaban no desaparecían con jabón lagarto,  ni otros consejos que me dieron para obtener unos tomates y una lechuga totalmente ecológica. Y ya desisto de leer las etiquetas de los productos, volvería a casa con el carro vacío.

Yo intento que mi familia coma lo más sano y variado posible, no sé si es  dieta mediterránea, pero sigo unas máximas, comemos de todo, utilizo aceite de oliva virgen y consumo productos de temporada y cercanía. ¿A quién le apetece comer una sandia en invierno? ¿O esos melocotones que parecen falsificaciones y que nunca se estropean? Como dice el investigador y autor de Best Sellers en alimentación, Michael Pollan: come alimentos que acabarán pudriéndose, evita los productos que tengan más de cinco ingredientes, los que tengan ingredientes que te cueste pronunciar y pasa tanto tiempo disfrutando de la comida, como el que has tardado en prepararla. Su libro saber comer te enseña a comer de una forma inteligente, claro que él es americano y en USA se come francamente mal. Todo sabe igual, es súper saciante, supongo que es  por las grasas que utilizan, la mayor parte de ellas transgénicas, además apenas comen en casa y cuando lo hacen cada uno va por su lado. No tienen la costumbre de sentarse a la mesa con mantel y cubertería, como  nosotros.

Nuestra cocina es muy rica y variada, al igual que nuestros productos. Solo espero que las modas y la globalización no cambie nuestras costumbres, porque perderíamos algo muy valioso y saludable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s